Explora la Iniciativa

9/3/09

Un razonamiento acerca de Lost

No sé si a todos les habrá sucedido igual, pero al inicio de la serie me surgió una interrogante la cual le dio un toque interesante de misterio y la cual marcó la identidad de la misma, pues fue desde la primera temporada donde sin tener la mínima idea de todo lo que significaría el accidente del Oceanic 815, ya empezaban a surgir las dudas y los cuestionamientos, uno de ellos, el más común creo yo, cuando empezamos a comparar historias con preguntas como ¿Es esta otra típica anécdota donde un avión se estrella en medio de la nada y los supervivientes deben encontrar la manera de mantenerse con vida? Yo inmediatamente lo relacioné con el suceso de 1947 en Los Andes.

Pero una vez que nos fuimos adentrando en la trama y comenzamos a conocer a cada uno de los personajes, descubriendo que algunos tenían ciertas conexiones o que uno de los pasajeros estaba inválido antes del accidente, entre otras cosas, nuestras preguntas cambiaron, al menos yo en algún momento me hice esta pregunta:

¿Cuál es el mensaje detrás de toda esta historia?

La primera idea que se me vino a la cabeza fue “la redención”, una vez que descubrí que de alguna manera todos los personajes tenían ciertos problemas en su vida, algunos con la autoridad, otros con su propia conciencia o con alguna adicción. Inmediatamente surgieron teorías tan absurdas como estas:

“la isla es un laboratorio gigante y todo es parte de un experimento científico en el que están utilizando a los supervivientes”

“todos están muertos, la isla es el edén y antes de llegar al reino de Dios deben purificar su alma”

“la isla es un juego de realidad virtual…”

“todos fueron raptados por alienígenas para hacer experimentos con ellos”

Después, en la segunda temporada, surgieron respuestas menos complicadas a las que nos habíamos imaginado, como el hecho de que los sobrevivientes se confundieran pensando que los pasajeros de la cola del avión eran nativos de la isla o como ellos los llamaron “Otros”. Y el hecho de que tuvieran conexiones entre ellos se reducía a la teoría de los “seis grados de separación”. La cual en lo personal era mi favorita.

Más tarde, entrando a la tercera temporada, nos damos cuenta de que los que creíamos nativos son todo lo contrario a lo que nos imaginábamos, ni son salvajes, ni viven en la selva, las estaciones Dharma tampoco son simples estaciones abandonadas, en realidad la isla es más que una isla.

Llegando a la cuarta temporada, la trama cambia por completo, ahora los sobrevivientes se ven envueltos en un problema mucho más grande al de sobrevivir en medio de la nada, pues se ven entremedio de una guerra la cual se desató años atrás entre la Iniciativa Dharma y “los hostiles”.

Para esta temporada, la quinta, la problemática es claramente una muy distinta, algunos de los sobrevivientes ya han salido de la isla, pero la historia no termina ahí, la isla no ha terminado con ellos.

Si se fijan, desde la primera temporada, hemos buscado respuestas sobrenaturales, y aunque la segunda y tercera temporada hayan estado ausentes de ficción, a excepción del humo negro, el hecho de pensar que todo es parte de una casualidad, es algo tan improbable que necesariamente tendríamos que caer en lo sobrenatural.

Sin embargo, hay algo que durante toda la temporada ha prevalecido a pesar de toda la ficción y ese es, al parecer, el mensaje que hasta ahora nos han dado sobre “el destino”. Un detalle que para mí es muy determinante y que es una parte muy importante del atractivo de la serie.

Haya estado arreglado o no el vuelo del Oceanic 815, hayan tenido conexiones o no entre los personajes, su destino era ese, tal y como lo hemos visto con John Locke, a pesar de todo lo que haya sucedido después, incluyendo el hecho de que Richard Alpert estuviera presente al momento de su nacimiento, las cosas estaban destinadas a ser así, nadie sabía que John Locke viajaría al pasado en un momento dado, pues incluso antes de que él naciera ya había sucedido.

Lost es simplemente una manera de explicarnos el destino, por medio de la ficción (los viajes en el tiempo, los flashbacks, etcétera) pues en realidad el destino de todos ya está escrito y la única forma de comprobarlo es si pudiéramos verlo desde afuera tal y como lo vemos en la serie. Muchos de nosotros vivimos perdidos dentro de un mundo al que no logramos adaptarnos, mientras este sigue su curso. Queremos sacar explicaciones de algo que no las tiene, las cosas así son y ya.

Solo imagínense que alguien viajara al futuro y nos contara lo que nos depara el destino, y nosotros tratáramos de cambiarlo, al llegar a ese momento descubriríamos que finalmente las cosas no pueden ser de otra manera y en realidad hemos perdido nuestro tiempo tratando de cambiarlo. Todos tenemos un destino escrito y en mi opinión, el mensaje que pretenden darnos es algo asi “no vivas quejándote de lo que te ha tocado vivir pues así es como tenía que ser y no lo puedes cambiar, sigue adelante”.

De ahí que la isla no los deje suicidarse.

Debes dejarte llevar por tu fe, otro mensaje que claramente nos deja la serie.

2 comentarios:

Gi dijo...

En alusion a lo que decis me acorde de esta frase: "A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo" (Jean de la Fontaine).

sonny_c dijo...

esta bonita la frase Gi

FRASE DE LA SEMANA

"Not leaving, no... moving on"

Christian Shepard, The End

Mensajes Instantaneos

Perfil Personal

Archivo Completo

Suscribete a la Iniciativa:

Miembros de la Iniciativa

Sawyer Jones and the Temple of Boom